Ecuador promueve Política Migratoria Inclusiva y de respeto a los DDHH


Las políticas

públicas en materia de movilidad humana nos muestran

un modelo de integración

social

desde

una perspectiva de respeto a los derechos

humanos.

migracion-aves.jpg?w=593

La

Constitución de la República del Ecuador del 2008

presenta una nueva concepción de Estado al definirse

como plurinacional e intercultural. Así, se reconoce

el hecho innegable de que Ecuador es un país diverso y

a la vez se hace justicia a aquellos pueblos

originarios que por mucho tiempo fueron ignorados. Es

por ello que la movilidad humana se ubica en la

Constitución en el Título II (Derechos) dentro de las

personas y grupos de atención prioritaria.

En el marco del buen vivir, la Constitución reconoce

la migración como un Derecho, por lo cual se propone

no identificar a ningún ser humano como ilegal por su

condición migratoria (Art. 40 CPE) y, en el contexto

de las relaciones internacionales (Título VIII) se

apela al “principio de ciudadanía universal” (Art. 416

CPE).

La Constitución es el fundamento del

“Plan Nacional para el Buen Vivir 2009-2013. En dicho

Plan se encuentra el diagnóstico sobre Movilidad

Humana y Derechos Humanos (Objetivo 5 PNBV) que, en

líneas generales, está acorde con los principios

constitucionales al referirse al ejercicio de

derechos, y al principio de ciudadanía universal, del

cual se afirma que se han dado pasos en firme para

respetarlo.

Las políticas públicas en

materia de movilidad humana nos muestran un modelo de

integración social desde una perspectiva de respeto a

los derechos humanos. Actualmente los ciudadanos

extranjeros no requieren de visa para ingresar al

Ecuador por el lapso de 90 días con fines turísticos;

excepto los ciudadanos de la República Popular China,

Afganistán, Bangladesh, Eritrea, Etiopía, Kenia,

Nepal, Nigeria, Pakistán y Somalia, que si requieren

de visado.

En todo caso, cuando la

estadía va a ser superior a 90 días, deberán acercarse

a la Dirección de Extranjería del Ministerio de

Relaciones Exteriores para regularizar su situación.

Quienes no cumplan con este proceso deberán abandonar

voluntariamente el país o de lo contrario pueden ser

deportados.

Las Jefaturas y Subjefaturas

de Migración de la Policía Nacional, son quienes se

encargan de ejecutar operativos de control migratorio

diurno y nocturno en hoteles, residenciales,

hosterías, mercados, plazas, terminales terrestres,

parques, iglesias, centros nocturnos, empresas, etc.,

tanto en la zona urbana como rural, con la finalidad

de localizar a los ciudadanos extranjeros que

incumplan las leyes migratorias o que estén realizando

actividades no acordes a su calidad migratoria.

Conforme la norma andina, todo ciudadano

originario de los países comunitarios en calidad de

turista pueden obtener una estadía de 90 días, con una

extensión de su permanencia por un tiempo similar.

En conclusión la política migratoria del

actual Gobierno ha sido aplaudida a nivel mundial por

los entendidos al ser uno de los pocos países en el

mundo, sino es el único, que trata el tema de la

movilidad humana bajo el principio de la ciudadanía

universal.

Porque tu derecho, es el

derecho de todos