Juez llama a juicio a detenidos en Operativo Sol Rojo

Juez llama a juicio a detenidos en Operativo Sol RojoJuez Décimo de Garantías Penales de Pichincha, Leonardo Tipán, confirmó el llamado a juicio de los diez integrantes de la agrupación denominada Grupo de Combatientes Populares (GCP), detenidos en marzo de 2011 por el presunto cometimiento del delito de atentar contra la seguridad del Estado, bajo el tipo penal de terrorismo.

La decisión del juez se dio la tarde de ayer luego de más de cinco horas de audiencia durante la cual se escucharon los alegatos de la Fiscalía y defensa de los acusados.

La resolución judicial confirmó también la prisión preventiva de los acusados Héctor Estupiñán, César Zambrano, Cristina Campaña, Hugo Vinueza, Royce Gómez, Santiago Gallegos, Pablo Castro, Luis Merchán, Abigaíl Eras, mientras que para Fadua Tapia se mantienen medidas cautelares alternativas dada su condición de gestante.

Tipán insistió en que las pruebas presentadas por la Fiscalía representan indicios suficientes para presumir el cometimiento del delito por parte de los imputados. Reiteró que la investigación realizada por la Fiscalía y la Policía cumplió con del debido proceso, por lo que considera factible el llamado a juzgamiento de los involucrados.

Los acusados fueron detenidos el pasado 3 de marzo, durante el operativo denominado Sol Rojo, ejecutado en ciudades de Pichincha, Guayas, Esmeraldas, Azuay e Imbabura por personal de la Unidad de Lucha Contra el Crimen Organizado, conjuntamente con personal de la Dirección General de Inteligencia Criminal, Criminalística, con el apoyo táctico del Grupo de Operaciones Especiales.

En los allanamientos se hallaron afiches, documentos, volantes, dispositivos de almacenamiento digital y accesorios pertenecientes a la agrupación.

GCP aparece en Ecuador desde 1986. Es una organización constituida para tomar el poder mediante la lucha armada y la insurgencia. Policía tiene indicios de su relación con atentados con bombas panfletarias desde el 2004 en Cuenca y Quito, en el 2006 en Guayaquil, además de estar involucrados con la irrupción y toma violenta de las instalaciones de Radio Tarqui de la ciudad de Cuenca.