Capacitación policial contribuye a disminuir número de crímenes

Cuenca.- El trabajo de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros, Dinased, de la Zona 6, en la resolución de delitos, fue resaltado por el teniente coronel, Paúl Aguilar, jefe de esta unidad policial en el Azuay.

Aguilar manifestó que a nivel nacional, desde la creación de esta unidad en enero de 2014, la tasa de mortalidad redujo al 4.9 por cada 100.000 habitantes, es decir, menos 200 casos que en años anteriores.

En el Azuay se registran 22 muertes violentas en lo que va del año, lo que equivale a una reducción del 2.98% de la tasa de mortalidad en la provincia con respecto al año anterior. De este número, nueve están en instrucción fiscal. Las situaciones de las muertes son por arma de fuego, arma blanca y estrangulación.

La finalidad de la Dinased es llegar a una tasa de un solo dígito, de preferencia a no más del cinco por ciento. “Lo que buscamos es que ningún delito quede en la impunidad.  Todo caso de violencia, desaparición u otro delito sea aclarado y resuelto por la justicia. Ya no existe el divorcio entre la Fiscalía y Policía, ahora se trabaja coordinadamente, existe una ayuda importante para la resolución de los casos”, mencionó Aguilar.

Video:

Trabajo en el Azuay

El oficial destacó que la Policía destinada para las investigaciones de los casos, se encuentra técnicamente capacitada, lo que les permite indagar con precaución y obtener resultados positivos con la captura de los implicados en los delitos.

Desde el momento que conocen el delito, los agentes recolectan las evidencias e investigan las actividades y vida de las víctimas y sospechosos. En la mayoría de los casos dan con el paradero inmediato de los presuntos involucrados y pasan el caso a la Fiscalía para el proceso legal.

Aguilar indicó que la captura oportuna de los sospechosos, también es gracias a la información que ofrece la ciudadanía.  Por esa razón, solicita que dicha participación siga, para que el trabajo entre la comunidad y Policía entregue excelentes resultados como hasta ahora.

Finalmente el oficial reiteró que existe el compromiso del Ministerio del Interior y la Policía Nacional para devolver la tranquilidad a la ciudadanía, lo que se logra capturando a los responsables de los crímenes y delitos, evitando que ocurran nuevos hechos de violencia.

Fotografías:
Teniente Coronel Paúl Aguilar indicó que la capacitación policial mejora la investigación de delitos.

Policías y militares realizaron operativos anti delincuenciales en Los Ríos

Babahoyo.- Personal de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, se unieron para realizar operativos anti-delincuenciales, con la finalidad de frenar el microtráfico de droga,  y desbaratar bandas organizadas en la provincia de Los Ríos.  

Los controles se realizaron entre miércoles, jueves y viernes, en los cantones de Montalvo, Baba, Puebloviejo, y Babahoyo. En esta última población los operativos se extendieron a las parroquias Unión de Clementina, Caracol, Mata de Cacao y Barreiro.

En todos esos sitios, los militares chequearon a quienes se transportaban en motos y carros en las zonas urbanas y rurales, con la idea de verificar si transportaban alguna clase de arma, mientras la policía se dedicaba a revisar los documentos de las personas.

El jefe de la Policía Nacional en Los Ríos, coronel Lenin Bolaños, señaló que la presencia de los uniformados de ambas instituciones se debe a una estrategia institucional para integrar este trabajo, que se extenderá  en otros cantones de la zona norte de la provincia.

“Esta labor es de carácter  preventiva, en vista de que la comunidad  fluminense tiene por costumbre andar armada. De esa manera se evita que existan casos de homicidio”, agregó Bolaños.

En estos operativos participaron 21 soldados, y un oficial del Grupo de Fuerzas Especiales de Quevedo, junto a catorce policías entre judiciales y antinarcóticos.

La presencia de estas dos fuerzas de seguridad en las calles de la provincia de Los Ríos, fue bien vista por la ciudadanía, que la calificó de excelente. Además exigieron que se lo haga más seguido porque de esa manera se fortalece el tema de seguridad tanto en el día como en la noche. / Redacción Los Ríos.

Fotografías:

375 policías protegen a los habitantes de Morona Santiago

Quito.- 375 servidores policiales garantizan la seguridad de la provincia de Morona Santiago, distribuidos en Tránsito, Migración, Policía Comunitaria y Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (DINAPEN).

El comandante de Policía de Morona Santiago, coronel Santiago Rosero, destacó que los niveles delincuenciales en la provincia son relativamente bajos, aceptables y controlables.

“Hemos realizado un buen trabajo, los índices del Cuadro de Mando Integral (CMI), reflejan resultados positivos en el presente año”, aseveró el coronel Rosero, al enfatizar que sus esfuerzos procuran a mantener y disminuir estas cifras.
 
La prevención, nuestra prioridad

La acción preventiva de la Policía Nacional apunta a evitar que aumenten los índices delictivos, sin embargo, preocupa al momento el robo a personas, hecho que es combatido con la presencia de grupos motorizados de acuerdo a la georeferenciación del delito, añadió.

En las dos últimas semanas del presente año, este índice ha bajado notablemente, a decir del coronel Rosero, quien aseguró que mantendrá esta actividad focalizada a áreas donde este problema se manifiesta con mayor incidencia.

Asimismo puntualizó el trabajo intenso en el combate al microtráfico en escuelas y colegios. En las últimas semanas fue detenido un ciudadano que expendía droga en pequeñas cantidades a través de un cyber, luego del allanamiento, en donde se localizó también un arma de fuego.

La provincia de Morona Santiago tiene 6 Distritos, 31 circuitos y 34 subscircuitos. /Redacción Quito.

Agentes metropolitanos impidieron trabajo policial de apoyo a seguridad ciudadana en Quito

Quito.- Dos integrantes del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) de la Policía Nacional, que atendían llamadas de emergencias generadas por la ciudadanía de Quito, fueron impedidos de realizar su labor por parte de agentes Metropolitanos de Tránsito (Municipio).

 

Los incidentes ocurrieron este jueves en distintos puntos de la ciudad. A las 12h50, el policía nacional Henry Encalada atendió una llamada generada por Radio Patrulla, para el traslado de valores solicitado por la ciudadana Teresa de Jesús V. M., desde una agencia del Banco del Pichincha, en el sector de Bogotá y 10 de Agosto.El oficial tomó contacto con la ciudadana, quien se mostraba nerviosa ante la posibilidad de transportar una significativa cantidad de dinero. Con el apoyo del policía nacional, los valores pertenecientes a la ciudadana empezaron a ser custodiados por la motocicleta perteneciente al GOM. Al circular por la vía del Trole, en la avenida 10 de Agosto, la unidad fue interceptada por el agente metropolitano de Tránsito Jorge Oswaldo Chuqui Iza, quien intentó impedir el paso del uniformado que prestaba a la ciudadana. De forma descortés, el agente metropolitano manifestó que estaba “prohibido circular por la vía del trole”. Al indicársele la tarea que ofrecía el policía nacional a la ciudadana, el agente metropolitano reafirmó que “él no tenía que nada que ver con ese tipo de procedimiento”, procediendo a pedir licencia y matrícula de la motocicleta policial. Al mismo tiempo, la usuaria agravó su estado de nerviosismo, ante el riesgo de un asalto al cual la expuso la actitud del agente metropolitano de Quito que obstruyó la labor policial.

Ante esto, el policía nacional optó por seguir su rumbo. Sin embargo, al retornar por la Ecovía y luego de dejar en punto seguro a la ciudadana, el mismo agente metropolitano nuevamente lo interceptó a la altura del parque Alameda, requiriéndole al policía nacional la entrega de documentos de la moticicleta oficial, así como su licencia de conducción, pese a que nuevamente se le indicó la labor específica de atención ciudadana que cumplía el uniformado del GOM.

Segundo caso

Pero al parecer, la actitud del agente metropolitano no fue un hecho aislado. Un segundo incidente ocurrió la tarde del mismo jueves. Personal de la Agencia Metropolitana de Tránsito obstaculizó la labor de un policía nacional perteneciente al GOM que acudía a un operativo de emergencia dispuesto desde Radio Patrulla, para la detención de un individuo descubierto con arma de fuego, con intenciones de victimar a otra persona.

El agente del GOM fue interceptado cuando circulaba por la vía del Trole. Un agente metropolitano ordenó que detenga su marcha, para intentar sancionarlo por circular por la vía exclusiva, esto a pesar de que fuera informado que el policía nacional se hallaba en un procedimiento de emergencia en apoyo a otros uniformados.

La actitud del agente metropolitano puso en riesgo la vida de los dos policías nacionales que procedieron a la detención del individuo armado. En  poder del sospechoso se halló un revolver, cargado con cuatro municiones, y listo para ser disparado. Según sus propias declaraciones, en momentos que fue detenido, se aprestaba a victimar a otro sujeto miembro de una banda delictiva que lo habría perjudicado.

Malestar

Ambos incidentes provocaron malestar en la Policía Nacional. El coronel, Carlos Chiriboga, comandante del Distrito policial de Manuela Sáenz (Centro Histórico de Quito), indicó que las trabas impuestas por los agentes metropolitanos pusieron en riesgo vidas y bienes de la ciudadanía, cuyos procedimientos eran atendidos por los uniformados pertenecientes al GOM y otras unidades policiales, que para una más inmediata respuesta, deben circular por vías exclusivas existentes en la capital.

“Nuestros uniformados solo atienden procedimientos que buscan evitar que ciudadanos sean víctimas de sacapintas y otros peligros que pueden evitarse con la reacción inmediata de nuestros motorizados…”, son unidades especiales, que por sus propias características y del lento tráfico vehicular en Quito son los primeros en llegar a pesar de las complicaciones de congestión que existen en la capital”, recalcó.

El coronel Chriboga lamentó los obstáculos que enfrenta la labor que la Policía Nacional despliega en Quito, y que lamentablemente se encuentra limitada por inconvenientes de un tráfico vehicular que no es fluido, y ahora por una incompresible actitud de agentes metropolitanos de tránsito que no prestan la colaboración necesaria para continuar apoyando a la seguridad ciudadana que los quiteños y quiteñas demandan.


Fotografías:
Moto

Prisión para dos presuntos guerrilleros de las Farc ubicados en Sucumbíos

Quito.- Un juez de la provincia de Sucumbíos dispuso este viernes prisión preventiva para cuatro personas de nacionalidad colombiana que fueron detenidas el mediodía del jueves cuando circulaban en actitud sospechosa a bordo de una motocicleta por un sector de la avenida Colombia, en Lago Agrio.

 

Los sospechosos fueron identificados como Jairo Johan J. G., de 23 años; César P. M., de 29 años; Yurley Yamileth O. B., 21 años; y Johana Yamileth Ch. Ch., de 25 años.

 

Los dos primeros fueron detenidos cuando a las 12h15 del jueves avanzaban por el sector de la vía a Coca. Fueron interceptados por personal del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) que realizaban tareas de patrullaje preventivo.

 

Los agentes procedieron a la detención de ambas personas, al encontrárseles portando tres revólveres, una pistola y una granada, sin contar con los permisos respectivos. Tras el interrogatorio pertinente, personal policial de apoyo se movilizó hasta el hotel La Cabaña, donde estaban pernoctando los sospechosos. En la habitación 201 del local  se halló a las dos mujeres, así como al resto de evidencias: 80 cartuchos de variado calibre, 2 pasamontañas, 12 celulares, 1 chip de telefonía celular, 4 laptops, 2 radios portátiles.

 

Antecedentes

 

Los dos detenidos se identificaron como “guerrilleros del frente 48” de grupos irregulares de Colombia. César P. M mantiene antecedentes penales en Colombia, por hurto calificado (2009, Juzgado Penal del Circuito de Garzón) y porte ilegal de armas de fuego (2009, Tribunal Superior, Sala Penal de Huila).

Policía y Fiscalía se reúnen para agilitar temas judiciales

Quevedo.- Por primera vez la nueva cúpula policial de Quevedo se reunió con delegados de la Fiscalía provincial, parar agilitar temas judiciales y articular los procedimientos policiales.

 

El fiscal provincial de Los Ríos, Jorge Ballesteros, aprovechó la cita para mencionar las jornadas de capacitación específicamente en el manejo de evidencias y medicina legal. Destacó además que en la Unidad de Vigilancia Comunitaria, dentro de pocos días, funcionará una oficina de Víctimas y Testigos.

En este marco se coordinaron  varios temas entre la Policía, los administradores del Centro de Rehabilitación Social de Quevedo y la Fiscalía.

Durante la reunión se destacó la construcción de un centro de Investigación Forense. Sobre ese tema el coronel Pablo Rodríguez Torres, jefe de la Policía de Quevedo, analizó la posibilidad de turnar a los médicos legistas, arribo del personal policial especializado al lugar de los hechos, y llegada de los fiscales a los sucesos de muertes violentas.

El jefe de la Policía Judicial, coronel Telmo Erazo, enfocó la existencia de diversos sistemas técnicos con los cuales se pueden obtener resultados más precisos. Por ejemplo la comprobación del ADN, rastros de saliva, sangre, uñas, cabellos, chicles, etc. que son pruebas técnicas útiles en la investigación.

Se generó el compromiso, entre las autoridades para que las investigaciones cuenten con la presencia del fiscal, encabezando el proceso.

En la mesa de trabajo también se dialogó sobre la solicitud de un análisis balístico, necesario cuando se traten de casos con uso de armas de fuego, para descifrar correctamente el delito.

Otro tema que preocupa a las autoridades, es que la provincia de Los Ríos, carece de un centro donde mantener a los adolescentes infractores inmersos en delitos o contravenciones, situación que esperan se resuelva con la participación oportuna de las instituciones competentes./ Redacción Los Ríos.

Fotografías:

Policía Nacional realizará control anti delincuencial con señales móviles

Babahoyo.-  A partir de la próxima semana, la Policía Nacional  de Los Ríos desplegará  a su personal para que ejecute operativos  anti delincuenciales, en las carreteras de primer y segundo  orden. Para esa labor utilizará señales de tránsito móviles y fijas que recientemente fueron adquiridas por la institución del orden.

El jefe de la Policía Nacional en Los Ríos, coronel Lenin Bolaños, señaló que los uniformados podrán mover las señaléticas para darles una facilidad a los conductores de que se enteren que los controles están más adelante,  y así vayan disminuyendo la velocidad. Los conductores deberán bajar los vidrios de las ventanas, izquierda y derecha, y  someterse al proceso de control que es registrar el vehículo.

También se aprovechará ese contacto para que los choferes reciban información policial, la cual además estará dirigida a los peatones. La idea es disminuir los accidentes de tránsito, que los conductores no viajen en estado etílico y controlar el expendio de licores a un costado de las carreteras.

Con esto también se busca tener controles técnicos, y de mejor organización  para tener buenos resultados, porque solo se ha venido trabajando con la utilización de conos y el personal policial, detalló el coronel Bolaños. Este proyecto será enviado a la Dirección General de Logística de la Policía Nacional, para tener una estandarización a nivel país, con controles fijos y móviles, explicó el coronel Lenin Bolaños. / Redacción Los Ríos.

Fotografías: Con estas señales de tránsito móviles se  busca reducir la cifra de accidentes en las carretera de Los Ríos.

Fomentan ligas barriales sin alcohol, en el sur de Quito

Quito.- La Policía Nacional fomenta jornadas deportivas seguras durante los fines de semana en el sur de Quito. Los agentes de Policía Comunitaria del Distrito Quitumbe vienen desarrollando desde este primer semestre de 2014, el nuevo programa ‘Ligas barriales sin alcohol` como una estrategia preventiva frente a la violencia intrafamiliar, las riñas, robos, homicidios y delitos conexos que afectan la convivencia social pacífica de los quiteños.

 

La idea de los agentes preventivos ‘polcos’, es que en los circuitos Chillogallo, Guamaní, Las Cuadras, Quitumbe, Turubamba y Ecuatoriana, se viva el fútbol barrial en paz y que tanto deportistas como familiares, se mantengan seguros y en armonía. Sin consumo de bebidas alcohólicas antes, durante y después de los juegos, que derivan en problemas sociales que alteran el orden público.

La coronel Gabriela Gómez De La Torre, Comandante del Distrito de Policía Quitumbe, destacó las ‘Ligas Barriales sin alcohol’ como una estrategia de control, con el retiro de libadores los días domingos de 10h00 a 18h00, lo que ha permitido reducir asaltos, robos y grescas en el sur de Quito.

28 subcircuitos funcionan en el Distrito de Policía Quitumbe. Cada uno de estos territorios de responsabilidad abarca un barrio dónde se juega históricamente una liga barrial de fútbol.

El Ministerio del Interior dentro de su nuevo modelo de gestión, propone con este tipo de programas, una Policía Nacional más comunitaria, que viva, sirva, proteja y se mantenga cerca a los ciudadanos en beneficio de la seguridad de todos y cada uno de los ecuatorianos.

El capitán Washington Aguirre, Jefe del Circuito de Policía Guamaní es quien mentalizó esta medida implementada en el campo deportivo del fútbol, al ser una de las actividades sociales que más ciudadanía convoca. “La comunidad debe apoyar la iniciativa y juntos fomentar la paz y el orden en las ligas barriales, sin consumo de bebidas alcohólicas”, sugirió.

En el Distrito Quitumbe han sido contactados por la Policía Nacional, cerca de 10.000 ciudadanos y más de 3.000 líderes barriales, al mismo tiempo que han sido activados sobre los 40.000 botones de seguridad desde 32 Unidades de Policía Comunitaria (UPC). /Redacción Quito.

Fotografías:

Clausuran dos casas de citas que operaban ilegalmente frente al parque Italia, en Quito

Quito.- La Policía Nacional y la Comisaría Cuarta de Pichincha clausuraron este jueves a mediodía, dos nigth clubs que funcionaban ilegalmente en las avenidas América y Luis Mosquera Narváez, frente al parque Italia de Quito.

 

Los prostíbulos clandestinos 220 y Chers ya habían sido sancionados en anteriores ocasiones, por no tener las respectivas licencias de funcionamiento de más de 20 trabajadoras sexuales y mantener condiciones de insalubridad en su interior.

Las autoridades informaron que además, en estos lugares ilegales desconocen o hacen caso omiso a su razón social, ya que estaban atendiendo al público y expendiendo licor en horarios libres, no autorizados por la Intendencia General de Policía.

Intervención policial

El personal policial del Circuito Las Casas del Distrito de Policía Eugenio Espejo brindó seguridad a los funcionarios de control, garantizando que los ciudadanos intervenidos en los locales, no alteren el orden y colaboren con el procedimiento.

El sargento primero Jaime Loachamin dirigió a ocho policías a bordo de tres patrulleros durante este operativo de control, en apoyo a la seguridad de este, su sector de patrullaje y responsabilidad. “Estos prostíbulos deben cerrarse porque incrementan la delincuencia en el circuito, en combate a eso estamos patrullando las 24 horas por avenidas y calles”, afirmó.

Video:

Reincidentes

El 220 fue cerrado hace un mes aproximadamente, por lo que en esta ocasión, reincidió al reabrir sin la respectiva autorización. Por su parte, el Chers recibió sanción definitiva y no podrá volver a abrir sus puertas bajo ninguna razón social, mucho menos tratar de cambiar de dueño para ser reaperturado.

Rocío Martínez, Comisaria Cuarta Nacional de Policía de Pichincha, indicó que como Ministerio del Interior dan cumplimiento a estos operativos de control de actividades o negocios ilícitos que existen en la ciudad. “Hemos clausurado y vamos a extender a la Fiscalía las acciones por desacato a la autoridad, ya que uno de ellos tenía sanción definitiva, y el otro es reincidente”, dijo.

Consecuencias

Martínez agregó que este sector es frecuentado por jóvenes y estudiantes que incurren en este tipo de actividades, que en consecuencia genera focos de inseguridad. “Ciudadanos indocumentados, individuos alcohólicos, riñas, violencia intrafamiliar, robos y otros delitos o contravenciones conexas, están siendo evitados con el cierre de estos negocios”, señaló.

Permisos

El permiso de funcionamiento para una casa de citas es de 10h00 a 18h00, mientras que para un night club es de 17h00, máximo hasta las 03h00, normas que no estaban cumpliendo los propietarios o administradores de estos centros de diversión para adultos.

El Ministerio del Interior mediante la Intendencia General y la Comisaría Nacional de Policía, están trabajando día y noche por la erradicación de actividades y negocios ilícitos en la ciudad, a fin de regularizar y garantizar la paz ciudadana y el orden público en Quito. / Redacción Quito.

Fotografías:

Plantación de marihuana se halló en Manabí

Chone.- Agentes policiales localizaron dos sembríos que contenían 350 plantas de marihuana. El hecho se suscitó en el sitio El Pescado de la comunidad Río Grande en Manabí.

 

Personal de la Jefatura Provincial Antinárcoticos se desplazó hasta el lugar, acompañados de la fiscal de flagrancia del cantón Chone para verificar si en dicho lugar había sembríos de marihuana.

 

Los gendarmes encontraron un total de 300 plantas de marihuana que tenían alrededor de 1,5 a 3 metros de altura. En el mismo terreno donde había una casa de caña, en la cual no se encontraba nadie en el momento del operativo.

 

A 800 metros del primer sembrío, los agentes de antinárcoticos encontraron otra plantación que contenía 50 plantas más. El operativo inició el lunes y se extendió hasta el martes de esta semana, en horas de la tarde.

 

En las bodegas

 

Por motivo de la lluvia las plantas no pudieron ser quemadas al instante, razón por la cual fueron cortadas y se dispuso su traslado a las bodegas de la Jefatura Provincial Antinárcoticos, donde se coordinará con las autoridades para su posterior destrucción.

 

El coronel Víctor Baquero, Jefe de la Subzona Manabí, manifestó que la Policía Nacional seguirá trabajando no sólo estos aspectos de plantaciones de droga sino en todo lo que concierne a seguridad. “Velamos por el beneficio de toda la sociedad por lo que las labores seguirán para precautelar el bienestar de la ciudadanía”, dijo.

 

La Policía Nacional trabaja en la prevención del uso, abuso y consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas. En caso de que la ciudadanía necesite realizar alguna denuncia puede llamar al 1800- Drogas. / Redacción Manabí.

Mire las imágenes aquí: