Comandos del GIR refuerzan conocimientos antiexplosivos previo a visita Papal

Quito. Durante una semana, 22 miembros del Equipo de Explosivos del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), de Quito, Guayas, Cuenca, reforzaron conocimientos en la detección de materiales explosivos previo a la visita del Sumo Pontífice al Ecuador.

Mediante un acuerdo con el Ministerio de Electricidad y Energías Renovables (MEER), expertos en detección de materiales explosivos y material radiológico, de Brasil, vinieron a Ecuador a capacitar a miembros de la Policía Nacional. Con ello, durante una semana, los profesionales indicaron el uso de nuevos dispositivos que permiten un mayor análisis de objetos que pueden explotar o ser peligrosos para la ciudadanía.

Juan Carlos Gines, jefe del Equipo de Explosivos del GIR, indicó que este entrenamiento forma parte de un resfuerzo a sus conocimientos, adquiridos anteriormente. Mediante el uso de instrumentos radiológicos para la detección de explosivos, se ejecuta un barrido técnico y electrónico antiexplosivos en los lugares donde estará el Papa Francisco, tanto en Guayaquil como en Quito.

Gines señaló que todo el equipo completo está activado para la venida del Sumo Pontífice. Ellos recorrerán todos los lugares donde a más del Papa, transitarán dignatarios de otros países y autoridades del Ecuador. Acorde a su protocolo de actuación, ellos con un tiempo previo que consideren oportuno, hacen los chequeos y aseguran el área.

Si detectan un peligro en algún sector donde estarán personas, ejecutan mecanismos de seguridad y dan la alerta necesaria para la evacuación. Caso contrario, aseguran el área y continúa el evento. Esto lo realizan antes, durante y después. Redacción AV/Quito.

GALERÍA:

 

Autoridades rechazan agresiones y actos de violencia durante manifestaciones

Quito. José Serrano, ministro del Interior, junto con el Alto Mando policial, en rueda de prensa realizada en la Secretaria Nacional de Comunicación, denunció las agresiones ocurridas a varios servidores policiales durante las marchas del 2 de julio.

El funcionario de esta Cartera de Estado señaló que desde el 10 de junio a la fecha, 16 policías han sido agredidos. Además, 37 ciudadanos han sido detenidos por actos de violencia durante este período. También se presentó los testimonios de policías heridos por manifestantes opositores al Gobierno, el día de ayer.

Se presentó imágenes de los efectivos policiales agredidos por los violentos manifestantes. Los uniformados se encuentran internados en el Hospital de la Policía, uno de ellos aseguró que recibió varios golpes con palos por parte de los agresores, “siempre tapados el rostro me golpearon con un tubo metálico en la pierna izquierda, lo que provocó la fractura de peroné”, sostuvo.

Tres gendarmes permanecen internados

Son tres efectivos policiales los que sufrieron agresión física con objetos contundentes y permanecen internados por las agresiones violentas recibidas. Presentan politraumatismos, hematomas y fracturas de sus extremidades.

Serrano indicó que las agresiones ocurridas el pasado 2 de julio tienen antecedentes en las movilizaciones de septiembre y noviembre del año pasado. “Exigimos como ciudadanos que quienes han provocado estas agresiones se responsabilicen frente a la ciudadanía y la Justicia”, resaltó.

Actuar violento preocupa

Son preocupantes las actuaciones registradas en las últimas horas. Estos actos de violencia están encabezadas por Andrés Páez, quien lideraba las marchas, destacó el ministro. El funcionario sostuvo que el modelo actual de la Policía Nacional define que es la Institución encargada de proteger los Derechos Humanos y que actúa contra la delincuencia organizada. La doctrina militarizada, con actuar reactivo y represivo quedó atrás, recalcó el principal de esta Cartera de Estado.

“La nueva Policía Nacional ejecuta acciones de protección de los ciudadanos a favor o en contra del Gobierno y resguarda también los bienes públicos y privados. Esta nueva Policía Nacional protege los Derechos Humanos y garantiza el derecho a manifestarse”, sostuvo el ministro.

Nueva Policía

Además, dijo que la nueva Policía no utiliza gases, ni equipo antimotines en el resguardo de las marchas, sin embargo, “frente a este accionar profesional desde el 19 de junio las agresiones de ciudadanos se han incrementado”.

El ministro Serrano también indicó que hoy la Policía Nacional es prudente y ponderada, “con qué intención se presentan personas encapuchadas y agreden a nuestros servidores policiales y destruyen bienes públicos y privados”, se cuestionó la autoridad. Como Gobierno Nacional reconocemos y felicitamos la actuación patriótica de los miembros policiales que lo que han hecho es proteger los derechos de los ciudadanos y ciudadanas.

“No permitiremos que los responsables de estos actos violentos queden en la impunidad y seguiremos jugándonos el todo por el todo y trabajando por este proceso de transformación de la Policía Nacional y la sociedad ecuatoriana”, recalcó.

Adicionalmente, el ministro dijo que el general Fausto Tamayo, excomandante General de la Policía Nacional, presentó su renuncia voluntaria y que en los próximos días se espera la terna que enviará el Gobierno para el relevo de cargo. Redacción A. R. /Quito.

Crimen suscitado en la bodega de una entidad pública fue esclarecido

Quito. Tras reportarse ayer el hallazgo de un cadáver en Pifo, al interior de un inmueble de almacenamiento perteneciente a una Institución del Estado, personal de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) investigó el hecho y detuvo al presunto responsable. Aparentemente se trataría de un accidente.

Cerca del mediodía del lunes, una llamada al SIS-ECU 911 advirtió del lamentable acontecimiento. Trabajadores del establecimiento encontraron el cuerpo sin vida de Luis Javier A. V. El occiso, de 24 años de edad, presentaba una herida por arma de fuego a la altura del rostro. Al punto acudieron los investigadores de la Dinased y tras realizar el respectivo levantamiento del cadáver, iniciaron las indagaciones sobre lo ocurrido.

En horas de la noche, producto de varias diligencias investigativas, los agentes detuvieron en el sector de Puembo a Jefferson Alexander C. G., quien presuntamente sería responsable del crimen. El hombre aprehendido trabajaba en la entidad, en calidad de guardia de seguridad.

Aparentemente, el incidente habría ocurrido después de que Luis Javier A. V. y Jefferson Alexander C. G. se encontraran libando juntos, durante toda la noche del día anterior. Efecto del alcohol, la víctima llamó a su madre y su pareja, anunciándoles que se quitaría la vida, acto seguido tomó el arma de fuego de su amigo y se apuntó a la cabeza. Buscando impedir el suicidio, el hoy detenido forcejeó y en medio de la confusión terminó accionando el gatillo del revólver. Atónito por lo sucedido, el sospechoso tomó el arma homicida y huyó del lugar.

El sujeto aprehendido fue puesto a órdenes de la autoridad competente. La respectiva audiencia se desarrolló hoy a las 16h00 en la Unidad de Flagrancia de Quito. El dictamen fue internamiento preventivo, pues se trataría de un adolescente, quien para poder laborar habría falsificado sus documentos de identidad. El joven, de 17 años de edad, será trasladado al Centro de Orientación Juvenil Virgilio Guerrero. Redacción L. G. /Quito.

Principal sospechoso de agredir a policías durante las marchas fue aprehendido

Quito. En la mañana de hoy 3 de julio de 2015, un grupo de periodistas de diferentes medios de comunicación visitaron a los tres policías heridos durante las manifestaciones, en la habitación 218 del hospital de la Policía Nacional. Los servidores policiales recibieron una brutal agresión cuando contenían al grupo de manifestantes que pretendían ingresar violentamente al Palacio de Carondelet, por las calles Guayaquil y Espejo, Centro Histórico de Quito.

Alfredo Proaño, director Administrativo del Hospital de la Policía, aseguró que en total son seis los efectivos policiales que recibieron actos de agresión: dos cadetes, un aspirante y tres policías, de los cuales, tres fueron dados de alta y el resto permanece hospitalizado en esta casa de salud por presentar politraumatismos, hematomas y fractura de su extremidad inferior.

Los policías recibieron con agrado la visita de los medios y atendieron gustosos las preguntas que realizaron los periodistas, en la habitación, en sus camillas, donde permanecían recostados.

El policía Eduardo Arequipa, víctima de la agresión, indicó que contenía lo más que pudo a los manifestantes cuando se vino encima la turba y lo golpearon con palos, piedras y objetos, de repente salió un encapuchado y “me dio un palazo en el dorso, que me provocó un trauma muscular en la clavícula y el antebrazo”.

Otro policía herido en las manifestaciones de oposición es Marcos Galarza, quien aseguró que mantuvo las agresiones de los manifestantes en la intersección de las calles Guayaquil y Espejo, cuando otro encapuchado lo golpeó con un palo de madera en su pierna izquierda, provocándole un hematoma y trauma muscular del miembro inferior. Además, dijo que por lo menos estaría hospitalizado 15 días.

Israel Alomoto, policía agredido, resaltó que para este tipo de manifestaciones están equipados solo con su escudo protector, sin armas, sin toletes, sin gases, sin embargo, los agresores “siempre tapados el rostro me golpearon con un tubo metálico en la pierna izquierda, lo que provocó la fractura de peroné y luego de unos minutos me desangre y caí al piso desmayado”, sostuvo.

José Serrano, ministro del Interior, visitó la noche del jueves a los policías que resultaron heridos en las manifestaciones opositoras efectuadas en Quito. “Nuevamente una jornada de profesionalismo y prudencia de nuestra Policía Nacional, cero gases en las calles; sin embargo, la brutalidad de criminales que agreden a quienes cuidaban el orden público, no la vamos a permitir”, escribió Serrano en su cuenta de Twitter, al tiempo que compartía imágenes de los uniformados heridos.

Elementos del Grupo de Inteligencia de la policía detuvieron la mañana de hoy, viernes 3 de julio del 2015, a Juan B., principal sospechoso de haber golpeado a los uniformados, quien permanecerá en prisión mientras duran las investigaciones. Redacción A. R. /Quito.

Lucha frontal y sin tregua contra las cachinerías, en el DMQ

Quito. A cerca de 6 mil artículos asciende el total de mercadería ilegal incautada en el primer semestre del 2015, gracias al despliegue de 28 operativos dirigidos a 117 locales, ejecutados por las autoridades competentes, con el respaldo de la Policía Judicial del Distrito Metropolitano de Quito, en su lucha frontal y sin tregua contra las cachinerías.

La guerra contra las cachinerías se activa todo el tiempo en el Distrito Metropolitano de Quito. Las estadísticas anotan el repunte cada vez mayor de la confiscación de los teléfonos móviles que en el período referido totaliza 4.474, cuya comercialización sin el sustento legal, es el denominador común de los propietarios de los locales dedicados a este tipo de negocios.

Durante los primeros seis meses del año que corre, los equipos electrónicos e informáticos que suman 443 y 180 respectivamente, también son apetecidos en la mercantilización ilícita, así como los repuestos de vehículos (171), joyas (155) y accesorios de vehículos (138).

Los accesorios de celulares y equipos informáticos alcanzan un total de 98 y 51, correspondientemente, mientras que en menor número aparecen las incautaciones de calzado (42), aparatos eléctricos (12) y artefactos de línea blanca (4).

Se trata de un trabajo planificado de inteligencia que desarrolla día a día la Policía Judicial, con el afán de identificar los sitios en donde se vende estos artículos a precios insignificantes y quienes los adquieren ilegalmente los ofrecen a precios exorbitantes.

La Policía destaca la importancia de crear una cultura para no adquirir estos artículos de dudoso origen en estos lugares, porque se vuelven cómplices y se convierten propagadores de un círculo vicioso, al que hay que atacarlo con fuerza para evitar un perjuicio económico a los ciudadanos. Redacción R. P. /Quito.

Información ciudadana permitió aprehender a dos ciudadanos en poder de 35,5 kilos de alcaloide

Guayaquil. Agentes de la Policía Antinarcóticos de la zona 8 ejecutaron la noche de este jueves, un operativo mediante el cual fueron capturados, en el suburbio de Guayaquil, a dos individuos que tenían en su poder 35,5 kilos de alcaloide. De ellos, 34,89 kilos eran marihuana y 635 gramos cocaína.

El Jefe de Antinarcóticos a cargo de la acción policial explicó que hace varios días atrás recibieron información proporcionada por ciudadanos sobre un domicilio, ubicado en las calles Ayacucho entre la 18 y 19, que era utilizado para acopiar alcaloide. Se inició un proceso investigativo del caso.

Los elementos del orden determinaron las identidades de los implicados vigilando sus movimientos, es así que la noche de este jueves, evidenciaron cuando uno de ellos subía a una camioneta blanca ARM-585, una funda de basura, al interceptarlo verificaron que se trataba de cuatro bultos de marihuana.

Al tratarse de un delito flagrante, la Policía allanó la vivienda donde encontraron 17 paquetes de droga. Se aprehendió a una segunda persona presuntamente involucrada en el ilícito.

La sustancia sujeta a fiscalización pretendía ser distribuida al menudeo en el sur de Guayaquil y en Durán. Con esta acción policial se sacó del mercado medio millón de dosis. Redacción M. M. /Guayas.

GALERÍA:

 

Tres ciudadanos con boletas de captura vigentes fueron entregados a la Justicia, en DMQ

Quito. Una mujer y dos hombres, poseedores de órdenes de detención vigentes, dictaminadas por la Justicia y un sujeto sorprendido en delito flagrante, fueron aprehendidos por agentes de la Policía Judicial del Distrito Metropolitano de Quito, entre el miércoles y jueves de la presente semana.

Hilda María T. V., de 53 años de edad, fue aprehendida ayer (jueves) en la tarde, en la calle Inti y Lauro Guerrero, sector El Recreo, en cumplimiento a la orden de detención vigente emitida por el Juzgado Sexto de Garantías Penales de Pichincha, por el delito de lavado de activos, presunta integrante de la organización delictiva Mama Lucha.

Según el registro en el Sistema Informático Integral de la Policía Nacional (Siipne), la ciudadana registra 11 detenciones anteriores.

Edwin Rodrigo R. A., de 40 años de edad, quien fue localizado la mañana del último miércoles en la calle Juan Jaramillo y García Moreno, Sangolquí, registra una detención anterior. Al momento se lo buscaba por tener tres órdenes de detención vigentes, emitidas por el Tribunal Cuarto de Garantías Penales de Pichincha, por el delito de estafa.

Wilmer Rolando A. P., de 36 años de edad, fue capturado el reciente jueves en el sector de la Jipijapa, por disponer una orden de detención vigente en su contra, solicitada por la Unidad Judicial de Violencia contra la Mujer y la Familia del Distrito Metropolitano de Quito, por violencia intrafamiliar, con una sentencia ejecutoriada de siete días. Registra además, antecedentes delictivos o penales. Los tres detenidos fueron puestos a órdenes de la autoridad competente.

De igual manera, personal de la PJ-DMQ, con el apoyo de la Brigada Anti Criminal (BAC) arrestó al ciudadano identificado como Washington David Q. A., de 22 años de edad, por sustraerse una cartera de propiedad de Elsa Clelia G. G., en la parada de buses del Corredor Sur Occidental de la Santiago.

El detenido fue trasladado a la Unidad de Flagrancia para el trámite pertinente, en tanto que la perjudicada (Elsa Clelia) formuló la denuncia correspondiente.

Vehículo clonado

Por otro lado, la PJDMQ incautó en las instalaciones del Ministerio del Deporte, un vehículo marca Hyundai, modelo Tucson, placa PVQ964, el mismo que se encuentra clonado. El automotor ingresó en el Centro de Acopio de Indicios y Evidencias de la PJ-DMQ. Redacción R. P. /Quito.

Los agresores de policías en las manifestaciones están reconocidos y serán judicializados

Quito.- Este jueves 02 de julio, cerca de las 22h30, el viceministro de Seguridad Interna, Diego Fuentes, visitó en el Hospital de la Policía Nacional a tres agentes que fueron heridos por presuntos manifestantes de oposición al Gobierno, horas antes.

Los uniformados que custodiaban la seguridad y el orden público fueron atacados en el Centro Histórico con todo tipo de objetos que ocasionaron considerables golpes en sus cuerpos. Varios ciudadanos de oposición, con la finalidad de ingresar al Palacio de Gobierno, insultaron  y lanzaron banderas, palos, botellas, contra los policías.

Producto de esos ataques, los agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) Israel A., Marco G., Eduardo A. tienen fisuras en brazos y fracturas en los piernas. El cadete Marcelo M. fue dado de alta minutos después de ser llevado al Hospital de la Policía por presentar un corte en su labio y golpes menores.

Después de conversar con los agentes en la Sala de Emergencias del Hospital, Diego Fuentes informó que están identificadas las personas que agredieron a los policías a través de las cámaras que utiliza la propia Policía y las del ECU 911. “A pesar de que cargan un uniforme no dejan de ser ciudadanos y tenemos que condenar estos actos que tuvieron un carácter criminal”, aseguró.

El funcionario también contó que los videos de estas agresiones están subidos en las redes sociales y en las cuentas oficiales de Facebook y Twitter del Ministerio del Interior en donde se ve que un hombre golpea con tubo de metal a las piernas de los gendarmes.

Video:

En otro video se puede observar cuando otro presunto opositor atentó contra la integridad de otros policías con palos, producto de ello se rompieron escudos. “Mañana en la mañana (hoy viernes) pondremos la denuncia respectiva personalmente en la Fiscalía para que estos agresores sean castigados con todo el rigor de la ley”, indicó.

Momentos más tarde el ministro José Serrano hizo lo propio y visitó la sala de emergencia de la casa de Salud. Dijo mostrarse indignado frente a violencia criminal de ciertos grupos. Además señaló que la brutalidad con la que agredieron a quienes resguardaban el orden público no se va a permitir.

Los médicos que atendieron a los agentes indicaron que a pesar de que se encuentran estables se les realizará exámenes para conocer la complejidad de sus lesiones y si necesitarán operaciones posteriores para recuperar la movilidad de sus extremidades. OR/Redacción Quito.

Fotografías:

Resguardo policial en manifestaciones fue permanente pese a agresiones de opositores al Gobierno

Quito. Este jueves 2 de julio de 2015, la Policía Nacional resguardó la Seguridad Ciudadana en las marchas convocadas por sectores de oposición y afines al Gobierno. Se confirmó en la práctica la democracia que vive el Ecuador,  en las calles de Quito.

Alrededor de 400 estudiantes de Medicina y médicos se congregaron en el hospital Carlos Andrade Marín para marchar en contra del decreto 703. Ellos, luciendo sus batas blancas con lazo negro y carteles, pedían la eliminación de este decreto, y marcharon hasta los bajos de la caja del Seguro.

El recorrido de los médicos fue tranquilo y pacífico, contó con el resguardo policial durante su trayecto por las calles 10 de Agosto y Guayaquil. En este sitio se unieron con el Frente Unitario de Trabajadores, Unidad Nacional de Educadores, Conaie, y otros manifestantes en contra del Régimen.

Iván Cevallos, vocal del colegio de Médicos, expresó que no buscan la salida del presidente Rafael Correa, solo el archivo del decreto 703 y el llamado a un diálogo entre las autoridades y el personal de la salud para crear un código que integre a todos los actores.

A las 18h30, una grupo de manifestantes opositores al Gobierno se concentraron en el parque de el Arbolito, donde liderados por el asambleísta Andrés Páez, marcharon por la avenida 10 de Agosto hasta llegar al Centro Histórico.

Los marchantes, ubicados en las calles Guayaquil y Espejo, agredieron al personal policial y provocaron daño a los bienes públicos. Los gendarmes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO), junto a cadetes, Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM), conformaban los cercos en los ingresos a la Plaza Grande, lugar donde partidarios del Gobierno se concentraron.

Agresiones a uniformados

Varios ciudadanos de oposición, con la finalidad de ingresar al Palacio de Gobierno, insultaron lanzando banderas, palos, botellas, contra los policías. Posterior a eso, un ciudadano  procedió a agredir al cerco policial con una herramienta de construcción. Producto de su ataque, tres gendarmes del UMO resultaron golpeados con contusiones en las piernas.

Los uniformados fueron evacuados y trasladados en ambulancia a una casa asistencial. A la par, dos ciudadanas agredieron verbalmente a una policía que las retiraba del lugar por su seguridad. Ellas, en tono agresivo comenzaron a gritar y a patear a la gendarme.

Las diversas marchas oficialistas que llegaron por el norte y sur de la capital no presentaron mayores contratiempos, indicó el general de distrito Edmundo Moncayo, director Nacional Antinarcóticos.

Video:

Resguardo Policial

El general indicó que la marcha a favor inició cerca de las 16h00, en la avenida Rodrigo de Chávez, sur de la capital.  Durante una hora recorrió la calle 5 de junio hasta la Venezuela donde llegó a la Plaza de la Independencia.

Moncayo señaló, además, que todos los recorridos fueron custodiados por agentes del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM). “Las marchas opositoras y oficialistas nunca se encontraron y no se produjeron enfrentamientos”, dijo el general.

Video:

Concentración en la Plaza Grande

Miles de simpatizantes y partidarios del Movimiento Alianza País que partieron desde distintos puntos de la capital y que confluyeron en la Plaza de la Independencia, en el Centro Histórico, expresaron a viva voz su respaldo a la gestión del Gobierno, presidido por Rafael Correa.

Pasadas las 17h30, la efervescencia de la concentración aumentó ante la presencia del primer mandatario, quien apareció en el balcón del Palacio de Gobierno para saludar y agradecer a sus seguidores que coreaban al unísono “Correa, amigo, el pueblo está contigo”.

En su intervención, el presidente ratificó que el pueblo se ha volcado a esta histórica plaza para defender lo logrado, a su Gobierno y a la Revolución Ciudadana. Con un sonoro grito de viva Quito, viva Ecuador, hasta la vitoria siempre, el mandatario avivaba a sus seguidores que continuaban ingresando al lugar para mantenerse en vigilia por la democracia con entusiasmo y alegría.

La presencia de efectivos de varias unidades policiales protegió las movilizaciones a favor y en contra del Gobierno. En la Plaza Grande, los servidores policiales se apostaron en los alrededores para evitar posibles incidentes ante la presencia de las marchas opositoras que avanzaron hasta la Plaza de Santo Domingo.

Luis Aranda, coordinador de la parroquia Santiago del cantón San Miguel provincia de Bolívar, llegó a la capital para respaldar al presidente Correa. Dijo que agradece al mandatario por las obras en beneficio de los pobres y rechazó a la oposición por mantener en zozobra al país.

Por su parte, Edison Pazmiño, gerente comercial del bulevar 24 de Mayo y asambleísta ciudadano de los barrios del Centro Histórico dijo estar dispuesto a defender al Gobierno. Aseveró que no se puede permitir que la oposición desestabilice al país”. Hizo un llamado a la ciudadanía para fortalecer al Gobierno de la Revolución Ciudadana. / Redacción Quito.

Fotografías:

Dos presuntos implicados en un asesinato ocurrido hace cinco años fueron aprehendidos

Quito. La madrugada de hoy, tras haberse desarrollado un importante proceso investigativo, personal de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) localizó y detuvo a dos hombres sospechosos de un asesinato suscitado hace 5 años, en Guayaquil.

El crimen ocurrió en el sector Isla Trinitaria, el 21 de agosto de 2010. Flanklin Jofre M. Q. fue victimado con un arma de fuego. Desde entonces, la Policía investigó el asesinato, y se determinó como presuntos responsables del hecho a Hurlen Cirilo V. M. y Hurlen Yasmani V. A. Sobre los sujetos, la autoridad competente emitió una orden de detención que, gracias al trabajo efectivo de la Dinased, se hizo efectiva hoy.

La detención se dio en medio de un fuerte operativo policial, mediante el cual se allanó cinco viviendas, una en Santa Elena y cuatro en Guayaquil. Largas jornadas de operaciones básicas de Inteligencia posibilitaron ubicar a los sospechosos en los puntos intervenidos.

En los inmuebles se encontró además, dos armas de fuego, varias municiones de distintos calibres, dos vehículos, varios celulares, documentos personales y sustancias sujetas a fiscalización. Todos los elementos descritos se fijaron y levantaron como evidencia.

El hombre detenido en posesión de las armas de fuego fue trasladado a la Unidad de Flagrancia de la ciudad, donde se llevará a cabo la audiencia correspondiente, por tenencia ilegal de dichos objetos. El otro sospechoso fue llevado directamente al Centro de Privación de Libertad Regional, para cumplir lo dispuesto en el documento judicial. Redacción L. G. /Quito.