Saltar al contenido principal

La Policía Nacional ahora cuenta con más de 50.000 efectivos

Quito, 11 de marzo de 2019.- Con la incorporación de las nuevas promociones de uniformados, entre oficiales, clases y policías, la Policía Nacional superó el límite de 50.000 efectivos, convirtiéndose en la institución más grande del país.

Este lunes 11 de marzo de 2019, 1.595 nuevos uniformados de distintas áreas se sumaron a la institución. Ellos se unen a los 376 oficiales que se graduaron el 28 de febrero. Es decir, 1971 nuevos policías se incorporaron a las filas de la entidad, que ya tiene más de 50.000 integrantes.

Las graduaciones se realizaron en las distintas provincias en las que la institución tiene sus escuelas de formación. En cuanto a Pichincha, la ceremonia se hizo en el Estadio de la Liga Cantonal de Rumiñahui. El evento fue liderado por la ministra del Interior y secretaria de Gestión Política (e), María Paula Romo; Nelson Villegas, comandante general de la Policía; y el resto del Alto Mando.

862 uniformados, 748 servidores técnicos operativos y 114 músicos especialistas de los Centros de Formación de Pichincha, conformaron la promoción que fue nombrada Winston Misael Reyes Valencia, en honor de un cabo primero, que en noviembre de 2017 murió en ejercicio de su labor de garantizar la seguridad ciudadana, durante un operativo en Esmeraldas. Los familiares del efectivo recibieron una condecoración por parte de las autoridades.

La titular del Interior destacó las 3.200 horas, entre 2017 y 2019, que los nuevos efectivos dedicaron a su preparación. Además, dijo que esta formación técnica y profesional se une a los valores que recibieron en sus hogares. Puso como ejemplo al Cabop. Reyes, quien no hubiese estado dispuesto a entregar su vida para precautelar la de la ciudadanía si sus padres no le hubieran enseñado a sentir dolor por los demás y a ser solidario.

Sobre el nuevo número de policías que estarán en las calles, dijo que desde hoy existen más de 50.000 hombres y mujeres dispuestos y preparados para precautelar el orden. Recordó que los uniformados cuentan con el respaldo del Gobierno y del Estado en cuanto a todas sus acciones enmarcadas en la Ley y la Constitución.

Les recalcó que al portar el uniforme de la Policía Nacional reciben un gran poder, otorgado por la ciudadanía, para usar la fuerza cuando sea necesaria. “Es un gran poder y una gran responsabilidad. Para ello tienen de su lado el respeto a la sociedad y la ley”, dijo.

Los nuevos efectivos se sumarán a los Comandos de todas las provincias. A través de un estudio de georeferencialización con estadística de grados de violencia y criminalidad se han establecido las prioridades y el número de policías que se asignarán a cada localidad.

El comandante Villegas, por su parte, aseguró que este nuevo contingente de uniformados será la parte operativa que busca crear una cultura de paz. Esperan continuar reduciendo los niveles de violencia en el país. Y destacó que el año pasado, Ecuador tuvo una de las tasas más bajas de homicidios en la región, con 5.76 por cada 100.000 habitantes.

“Recuerden que la honestidad, lealtad, valor, humildad, es lo que siempre deben tener presente en sus acciones. Nunca sucumban a las tentaciones, nada les dará más tranquilidad que llegar a su hogar con la conciencia tranquila y la satisfacción del deber cumplido”, mencionó el oficial.